El intestino, nuestro segundo cerebro

ombligo

El intestino es nuestro segundo cerebro. En él se producen más del 50 % de neurotransmisores responsables de nuestro estado de ánimo, capacidad de atención y memoria.

Todos reconocemos la conexión que existe entre ambos cerebros, por ejemplo, cuando nos vamos de vacaciones a un lugar desconocido, podemos pasar varios días sin ir al lavabo, llegando a un estado de estreñimiento. Por el contrario, cuando estamos nerviosos o ansiosos podemos experimentar  unas ganas repentinas de ir al baño.

Nuestro estado de ánimo influye en la consistencia de las deposiciones y al revés. Cuando somos niños, el médico nos pregunta acerca de ellas y a medida que nos vamos haciendo adultos el tema se desvía hacia otros intereses, relegando a un segundo plano la importancia de las mismas.

¿Por qué son tan importantes las heces? Nos están indicando si nuestros órganos están funcionando correctamente y si se están absorbiendo bien todos los nutrientes que son esenciales para tener una salud plena.

La psiconeuroinmunología es una ciencia de medicina integradora que estudia la psique, las hormonas y el sistema inmune, es decir, los pensamientos, la producción de las hormonas y la asimilación que hace el cuerpo de los alimentos en función de los pensamientos y sentimientos que se tengan.

Está demostrado que los pensamientos y, como consecuencia,  los sentimientos, influyen en nuestra salud psicológica y física.

En el intestino tenemos gran cantidad de bacterias sanas, cada una de ellas tiene una función específica respecto a la estimulación y fabricación de los diferentes neurotransmisores.

La serotonina es la llamada “hormona del bienestar” y se produce en un 80% en el intestino cuando el bolo alimenticio pasa por él, al rozar las vellosidades se activa la producción de este neurotransmisor. La falta de esta hormona produce depresión, la que puede estar relacionada con una mala estimulación de las vellosidades. Dependiendo de cómo sea este bolo alimenticio se estimularán en mayor o menor medida y se fabricará mayor o menor cantidad de serotonina.

La dopamina es otro neurotransmisor que da ganas de hacer cosas, y cuando está baja, se va la líbido, las ganas de sexo y la memoria se ve disminuida. El intestino fabrica el 50%de la dopamina.

La histamina es un neurotransmisor indispensable que hace que estemos atentos. Actúa como hormona de estrés, necesaria para estar atentos y a la vez, regula funciones fisiológicas en el estómago. Cuando hay un exceso de histamina en el cuerpo se presentan los siguientes síntomas: piel seca, eccemas, dolor de cabeza y migrañas, gases, ardor de estómago, faringitis, rinitis, laringitis, dolores musculares, mareos, presión arterial baja, alergias o exceso de estrógeno. El exceso de estrés produce más histamina.

Somos lo que comemos y tenemos que ser consecuentes con aquello que estamos introduciendo en nuestro cuerpo. Es muy difícil crear buenos hábitos cuando se está acostumbrado a comer mal, pero una vez que se consigue, el cuerpo rechaza todos aquellos alimentos que le son tóxicos y que le hacen trabajar en exceso y debilitar, incluso llegando a desarrollar enfermedades.

 

Os animamos a que aumentéis vuestra salud consumiendo más fruta y verdura, haciendo un poco de ejercicio y creando hábitos saludables para vuestra psique. Es preferible ver el lado positivo de las cosas e intentar crear un hábito de pensamientos positivos. Nuestra salud se verá recompensada y tendremos una mejor calidad de vida.

WWW.VIVELAFRUTA.COM

 

Author: Vivelafruta

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *