El melón de Yubari, la fruta más cara del mundo

melonyubari

El melón de Yubari es el rey de las frutas. Yubari es una pequeña ciudad de Hokkaido, una de las islas de Japón. Esta fruta se produce exclusivamente en esta pequeña ciudad. Una rodaja puede llegar a costar 700 €. Hace unos años, un par de melones fueron adquiridos por un valor de 17000 € en la subasta anual del mercado de Sapporo.

Y es que en Japón la fruta es un producto de lujo, una manzana cuesta alrededor de 7 € y una cajita de cerezas (de unos 250 gramos) puede llegar a costar hasta 8 veces más. La fruta se considera un regalo y tiene un alto valor para ellos, no sólo porque es símbolo de salud y bienestar, sino porque todas las cosas dulces y sabrosas son muy importantes.

Los estándares de calidad son muy altos y prevalecen sobre cualquier otro aspecto del producto, por eso la fruta llega a alcanzar precios tan elevados.

Todos los años se realizan subastas en el mercado central de Sapporo, el Wall Street de las frutas. La primera subasta del año siempre es la más cara. A ella acuden sólo 100 compradores que son los intermediarios y responsables de las cadenas de distribución. En la primera subasta se ha llegado a pagar hasta 17000 € por un par de melones. Esto se da porque el responsable de la compra sale en las noticias, adquiriendo de esta forma renombre en todo el país y atrayendo a posibles clientes. Resulta ser una muy buena publicidad.

Este melón es tan apreciado porque sólo se produce en la ciudad de Yubari. Las semillas se guardan en cámaras acorazadas y sólo 150 agricultores reciben semillas para poder trabajarlas. Se siembran en invernaderos especiales, ya que es una fruta muy difícil de cultivar. Bajo la superficie del invernadero hay unas tuberías de agua caliente que absorbe el suelo volcánico favoreciendo el secado de la tierra y el nivel de temperatura ideal para el crecimiento de los frutos. este es un factor clave para lograr el sabor y tamaño perfectos. También, se coloca una bandeja de plástico debajo de cada melón para evitar abolladuras y lograr una esfera perfecta.

Los melones se cosechan a los 105 días y se les deja el tallo en forma de “T” como connotación de calidad y exclusividad, ya que si se cortara podrían crecer hasta 3 melones más de cada uno. De esta forma, se controla totalmente la producción .

Más tarde son trasladados al centro de examen donde deben superar las pruebas de calidad, el contenido y el aspecto son muy importantes.

Los agricultores no están autorizados a vender directamente los melones. Para mantener el precio de venta al público la cooperativa agrícola controla el suministro y distribución.

Sólo los melones que cumplen todos los requisitos son etiquetados con la pegatina de denominación de origen Yubari. Y se penaliza a aquellos agricultores que no cumplen con los estándares de calidad.

En el centro se analizan alrededor de 12000 piezas al día.

Las piezas deben ser distribuidas con rapidez puesto que maduran enseguida, teniendo una esperanza de vida de 72 horas para poder ser consumidos. Una vez pasadas estas horas, se harán servir para la producción de mermeladas y repostería.

Este melón también se consume cuando está verde como verdura, acompañando ensaladas o incluso como parte de un sofrito de verduras. También resulta exquisito.

Grupo Frutas Antonio

yubari

Author: Vivelafruta

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *