La soja y sus brotes

soja

La soja es un vegetal que ha dado mucho que hablar en los últimos años, siendo el alimento milagro en los comienzos hasta llegar a convertirse en el alimento nocivo.

Los numerosos estudios que se han realizado sobre la soja han evolucionado desde encontrar múltiples beneficios para la salud, hasta sacar a la luz los problemas que de su consumo excesivo se pueden derivar. Faltando al dicho “ningún exceso es bueno”, los últimos estudios realizados con animales basaron  su dieta en ingentes cantidades de soja, lo que dio lugar a efectos negativos. Por lo que no se puede demonizar el consumo de este alimento, ya que las personas más longevas del mundo, los habitantes de Okinawa (Japón) basan su alimentación en este vegetal.

Toda esta situación nos lleva a pensar que se ocultan intereses económicos detrás de estos estudios negativos, pues el consumo de leche de soja y sus derivados se ha quintuplicado en los últimos años, dejando a un lado el de los lácteos y sus derivados, en especial la leche de vaca.

Lo que sí resulta conveniente es comprar aquellos productos que no están elaborados a partir de soja modificada genéticamente, muchos de ellos lo especifican en el envase.

En distintas terapias naturales, como es la terapia de la polaridad (sobre la que escribimos un artículo que podéis encontrar en la sección de actualidad de nuestro blog) se utilizan los germinados y brotes porque tienen un alto valor nutricional y medicinal, en especial los brotes de soja.

Los nutrientes presentes en los germinados de soja (los más conocidos son los de soja verde) se ven afectados de forma positiva porque durante el proceso de germinación se multiplican, aumentando el contenido en isoflavonas , vitaminas A, C, ácido nicotínico, B6 y ácido fólico, lo que hace que su valor nutricional sea mucho mayor y altamente beneficioso para el organismo.  Las isoflavonas mejoran el sistema circulatorio y nervioso, lo que constituye una fuerte protección frente a enfermedades cardiovasculares y cerebrales.  También poseen un  alto contenido en fibra, lo que previene el estreñimiento y son bajos en calorías. La leche de soja está indicada en niños menores de un año porque es altamente antialérgica.

Podemos aprovecharnos de sus beneficios consumiendo de forma consciente, sabiendo lo que comemos y cómo lo comemos.

 

Desde Vivelafruta os invitamos a visitar nuestra web y a que dejéis vuestros comentarios. ¡Adelante!

 

Author: Vivelafruta

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *