Las albóndigas de la Mamma

albondigas

Esta receta que os traemos hoy es muy especial. Se trata de la receta de una familia italiana emigrante de la II Guerra Mundial, que se instaló en los alrededores de Sierra Morena y que mi familia tuvo la gran suerte de conocer. Amantes de la cocina tradicional, revelaron el secreto de las albóndigas de la sua Mamma y nosotros lo compartiremos con todos vosotros hoy.

Ingredientes:

  • 500gr carne picada de ternera
  • 2 rebanadas grandes de pan duro
  • 2 huevos
  • 4 cebollas gordas dulces
  • 2 dientes de ajo
  • perejil
  • 1 vaso de leche
  • 2 vasos de agua
  • harina
  • aceite de oliva virgen extra
  • aceite de oliva suave
  • laurel
  • sal
  • pimienta
  • una pizca de clavo

Primero hacemos las albóndigas. Ponemos la carne picada en un bol, con el ajo bien picado, los 2 huevos y una ramita de perejil, bien picado también. Calentamos la leche y la echamos en un bol con el pan duro para que éste se ablande (lo dejamos unos 10 minutos aprox.) Una vez que el pan se ha desmigado, lo mezclamos todo con la carne y removiéndolo bien para que quede una pasta homogénea.  Liamos las albóndigas cogiendo pellizcos de carne y dándole la forma con las manos (movimientos circulares)

Preparamos en un recipiente la harina y enharinamos todas las albóndigas.

Ponemos una sartén al fuego con aceite de oliva suave y freímos las albóndigas (estando el aceite bien caliente freímos las albóndigas para que queden tostadas por fuera y retiramos enseguida, ya que terminarán de hacerse en la salsa)

Apartamos las albóndigas.

Preparamos la salsa. Pelamos las cebollas y las cortamos a juliana muy finas. Ponemos un poco de aceite en una sartén al fuego y agregamos la cebolla, la sofreímos hasta que quede tostada (color marrón, esto es muy importante porque dará el color y textura a la salsa) Arrojamos toda la cebolla en un recipiente junto a los dos vasos de agua y trituramos con la batidora hasta que quede una salsa de textura fina.

Ponemos en una olla la salsa y las albóndigas  a fuego medio. Agregamos la hoja de laurel, la pimienta negra y la pizca de clavo (con una ramita pequeña será suficiente) Salamos al gusto. Dejamos hervir durante 15 minutos…

¡Listo para devorar!

Las albóndigas se pueden acompañar con un poco de arroz hervido, puré de patatas, patatas al horno, fritas… con una buena ensalada o simplemente solas, de cualquier forma son exquisitas.

Desde Vivelafruta os animamos a que visitéis nuestra web www.vivelafruta.com y dejéis vuestros comentarios ¡Vamos, compartid vuestras impresiones con nosotros!

Author: Vivelafruta

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *