Las croquetas de mi abuela

5298795_f260

Aquí os dejo una receta muy especial para mí, pues es la receta que mi bisabuela pasó a mi abuela, ésta a mi madre y mi madre a mí, aunque tengo que reconocer que como las hace mi abuela… sólo las hago yo.

CROQUETAS DE POLLO

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo enteras, sin piel y sin hueso.
  • 150 gramos de mantequilla
  • 2 cebollas dulces (de Figueras mejor)
  • 6 cucharadas soperas de harina
  • 100 ml de leche de vaca
  • 100 ml caldo de pechuga
  • sal
  • nuez moscada
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • aceite de oliva

Se hierven las pechugas y se dejan enfriar una vez cocidas. Se cortan en trocitos pequeños y las apartamos en un recipiente.

Cortamos las cebollas en cuadraditos, lo más pequeños posible.

Ponemos la sartén en el fuego, añadimos la mantequilla y ,cuando ésta se ha derretido, echamos la cebolla. Es importante no dejar que la mantequilla se queme, nunca debe pasar a tener un color oscuro, siempre amarillo claro.

Alrededor de 15 minutos después, cuando la cebolla está doradita y muy tierna,  se añade la pechuga en trocitos y se dora todo junto. Más tarde, mezclamos todo con la harina y dejamos que se cocine todo junto, es muy importante que la harina se tueste con la mezcla anterior, si no, no conseguiremos que la masa se despegue y quede compacta para después poder liar las croquetas (darles la forma)

Una vez que la harina se ha tostado, añadimos la leche y el caldo de haber cocido la pechuga , poco a poco, mientras removemos suavemente hasta que la mezcla va quedando en su punto. Removeremos a fuego lento hasta que la masa se despegue de la sartén, ésto nos indicará que la masa ya está lista.

Apartamos la sartén y dejamos la masa enfriar. Para acelerar el proceso podemos cambiarla a otro recipiente e ir moviéndola cada cierto tiempo.

Es importante ir sazonando con sal los ingredientes para que cada uno potencie su sabor. La nuez moscada la echaremos junto con la leche y el caldo de pechuga.

Preparamos huevo batido por un lado, en un plato hondo y el pan rallado en un taper u otro recipiente con fondo.

Una vez que la masa se ha enfriado,  vamos cogiendo pellizcos según el tamaño de croqueta que deseemos y los enrollamos suavemente dándole la forma típica de croqueta. Para ayudar a que la masa no se pegue podemos ponernos un poco de aceite en las manos.

Luego pasamos las croquetas por el huevo, dándoles bien la vuelta para que se impregne el huevo por todas partes y acto seguido las echamos en el pan rallado, dándoles varias vueltas hasta que queden bien cubiertas.

Ya están listas para freír. Añadimos aceite de oliva suave en una sartén lo suficientemente honda como para que cubra la croqueta y la ponemos al fuego. Cuando el aceite está bien caliente, vamos echando las croquetas. Es muy importante que queden cubiertas de aceite y que les demos varias vueltas para evitar que la capa de pan rallado se rompa y se salga la masa.

Y eso es todo, a disfrutar de unas auténticas croquetas de la abuela.

Buen apetito, esperamos los comentarios de tu experiencia.

 

Author: Vivelafruta

Share This Post On
468 ad

7 Comments

  1. Me gustan las recetas

    Post a Reply
    • Y buenisimmmo! !

      Post a Reply
  2. Muy buenas y económicas

    de hacer
    las recetas

    Post a Reply
  3. Creo q estarán deliciosas….

    Post a Reply
    • Quiero recibir recetas

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *